Mar 282015
 

«En la sociedad humana, si un hombre mata a otro, se le condena a muerte o se le castiga. Así es la ley. La gente, debido a la ignorancia, no ve que existe un Estado más grande, gobernado por el Señor Supremo. Todas las criaturas son hijas del Señor, y el Señor no tolera que se mate a ninguno de Sus hijos, ni aun a la más pequeña hormiga. Quien así lo haga, será castigado por ello.» La pena de muerte es el castigo más grave que puede imponer un Estado; por otra parte, no hay sacrificio mayor que dar la propia vida por salvar a los demás. Está claro, pues, que la vida es algo muy valioso, pero, pese a ese gran valor que se le atribuye, cada año en el mundo se envían al matadero miles de millones de animales indefensos. Se trata de un exterminio que no es necesario para asegurarse el alimento diario. Además, es económicamente disparatado y éticamente reprobable. Y, lo que es más grave, con ello se viola la ley universal del karma, que es semejante al principio científico de la «acción y reacción».

A.C. Bhaktivedanta Swami

Un Gusto Superior

 Posted by on 28 March 2015 at 23:26:33 AST  Tagged with:

Sorry, the comment form is closed at this time.